Manteca De Mango X 50gramos

$410.00

SKU: 333 Categoría:

Descripción

MANTECA DE MANGO

BENEFICIOS:

La manteca de mango, una grasa que se saca de las semillas de esa fruta, tiene muchos

beneficios cuando la aplicas en la piel. Rica, hidratante y llena de antioxidantes, puede

ayudarte a curar una piel seca, quemaduras, arrugas, marcas de estiramiento, y otras

condiciones cutáneas. También te da protección contra la radiación ultravioleta y tiene

un efecto regenerativo general sobre la piel.

La manteca de Mango es tropical y tiene una composición similar a la Manteca de

Karite y de Cacao, sin embargo el contenido de ácidos grasos es ligeramente diferente y

aumenta el espectro de AGEs naturales, antioxidantes y vitaminas.

La manteca de mango tiene propiedades emolientes naturales, tiene una alta capacidad

oxidativa, ayuda en la cicatrización de heridas y la regeneración de la piel. Ha sido

utilizada tradicionalmente en cremas de cuerpo y cara, para suavizar, calmar, hidratar,

proteger, para restablecer la flexibilidad y reducir la degeneración de las células de la

piel.

Tiene un efecto protector contra la radiación UV. La manteca de mango proporciona

mejoras y beneficios en todo tipo de piel.

Recomendada para el tratamiento de arrugas, erupciones cutáneas, hidrata, suaviza, y

evita las estrías.

Útil en la elaboración de cosméticos, jabones, lociones y cremas de masaje.

¿Por qué una manteca de mango?

En el corazón de esta fruta encontramos un hueso y en su interior, una almendra o grano

a partir del cual se elabora la manteca de mango. Normalmente este grano es el que se

prensa para obtener la manteca, y ésta es mucho menos conocida que la fruta.

Es rica en ácidos grasos y otros activos como los fitoesteroles (que mejoran la

microcirculación, y la barrera protectora de la piel, frenan el envejecimiento cutáneo,

son antiinflamatorios y protegen de los rayos UV) o los polifenoles (poderosos

antioxidantes, captan los radicales libres, ayudan a reestructurar la piel estimulando la

síntesis del colágeno).

La manteca es emoliente y mantiene la hidratación de la piel, la suaviza y la deja

satinada. Es también regenerante y antioxidante, por lo que protege del envejecimiento

prematuro. Es calmante y ayuda a la piel a rehidratarse después de una exposición a las

agresiones externas (sol, frío…).

Indicada para la piel seca, desvitalizada, deshidratada, madura o fláccida con tendencia

seca. Y también para reforzar la cutícula del cabello y aportarle brillo: es nutritiva y

emoliente, repara y suaviza la fibra capilar y previene las puntas abiertas.

Apta para cabello seco, frágil y estropeado, apagado, encrespado o de puntas abiertas.

Se pueden elaborar bálsamos corporales y cremas muy hidrantantes, productos solares

(antes y después del sol), bálsamos de masaje, leches, labiales, cremas de manos,

cuidados reafirmantes y para sobreengrasar jabones artesanales, y todo lo que se os

Ocurra